Llega la ‘cuarentena’ del agua; los alcaldes ordenan limitar consumos

72

La preocupación por la sequía en La Palma crece; el agua escasea hasta el punto de poner en cuestión el abastecimiento de agua potable para consumo doméstico. Primero Barlovento, ahora Puntagorda y El Paso; esta tarde será Tijarafe y previsiblemente lo irán haciendo en las próximas horas cada uno de los 14 pueblos de la Isla. Los alcaldes han emitido, uno tras otro, bandos urgentes para restringir el uso de agua. Llegan las prohibiciones temidas de cara al inicio de la temporada estival.

Los bandos, cada uno a su manera, aclaran que La Palma se encuentra en situación de escasez de agua grave. La ausencia de precipitaciones que recarguen los acuíferos en los últimos años ha derivado en una insuficiencia importante en los recursos hídricos necesarios para abastecer la demanda existente. Ellos unido a las condiciones climáticas por la que atraviesa en estos momentos con una considerable elevación de temperaturas, se ha traducido en un incremento sustancial del consumo de agua potable.

En tal sentido, se hace una llamamiento a los vecinos para que tomen conciencia de la necesidad de ahorrar en el consumo de agua y reducir los usos prescindibles por la situación de sequía prolongada que sufrimos. Tales circunstancias han de llevar a la realización de un consumo racional, eficiente, ajustado y solidario de agua potable.

Por esta razón, en aras del interés público, a los efectos de no tener que tomar medidas más restrictivas y de garantizar el abastecimiento a la población del municipio, se han de adoptar una serie de medidas. Resumimos las 5 más destacadas:

Solo se podrá hacer uso del agua destinado a consumo doméstico. Se prohíbe cualquier otro.
No se podrán llenar piscinas o depósitos, regar calles, huertos o explotaciones agrícolas, ni lavar coches con agua potable.
Se reducen al mínimo los riegos de jardines públicos y privados
Se controlará el consumo en edificios e instalaciones municipales
Se vigilarán las pérdidas de red de abastecimiento
Se advierte en todos los casos que el incumplimiento de tales normas darán lugar a la apertura de expedientes sancionadores

Algunos ayuntamientos, como el de El Paso, a fin de mantener el máximo agua posible para el verano, han procedido al cierre de diferentes depósitos. También Barlovento había prohibido en días pasados el almacenaje privado de agua proveniente de la Laguna.

Hay que recordar que ante la escasez de precipitaciones, el Cabildo Insular de La Palma ya declaró el estado de Emergencia Climática.

En territorios como La Palma no son habituales las restricciones o cortes temporales del suministro para paliar los efectos de la sequía. Pero ahora toca racionalizar este importante recurso hídrico garantizando que el suministro siga llegando a toda su población mediante la solidaridad de todos los vecinos y vecinas.

www.eltime.es