Los números de la reconstrucción: hasta el momento, 4 millones invertidos en recuperación de vías y 3 en retirada de cenizas

Poco a poco se consigue ir ganando terreno al volcán, aunque faltan por recuperar algunas vías de gran relevancia para la reconexión del Valle de Aridane. El consejero de Infraestructuras se muestra optimista al indicar que "a mediados de verano se podría tener la carretera de Las Norias y los caminos que faltan ya abiertos". 

Retirada de cenizas. Foto de archivo de Onda Cero La Palma.

La recuperación de vías continúa avanzando. El pasado viernes, 16 de junio, se conseguía dar acceso por carretera al Parque de Bomberos de La Laguna y mejorar las comunicaciones del conjunto de viviendas de la zona, que se vieron afectadas por la acción de las coladas. Y es que, aunque ya haya pasado más de medio año desde que finalizara la erupción volcánica, la emergencia social continúa y esto ha supuesto para el Cabildo de La Palma un enorme gasto. «El Cabildo calcula una cantidad cercana a los 80 millones de euros», explicaba Mariano Zapata en los micrófonos de Onda Cero La Palma, de los cuales, 4 millones aproximadamente se han destinado ya a la recuperación de vías y 3 millones a la retirada de cenizas, como confirmaba Borja Perdomo, vicepresidente del Cabildo de La Palma y consejero de Infraestructuras, en una entrevista concedida a este medio, durante la apertura de esta nueva conexión en La Laguna.

 

Aunque poco a poco se consigue ir ganando terreno al volcán, todavía faltan por recuperar algunas vías de gran relevancia para la reconexión del Valle de Aridane, como el camino de Las Norias de Abajo, cuyas obras se encuentran paralizadas por las altas temperaturas que se han registrado en la zona, llegando a estar el terreno «al rojo vivo». Del mismo modo, el camino Aniceto y el camino La Aldea también se encuentran en proceso de recuperación. En el caso de estas dos vías, urge su puesta en funcionamiento porque todavía hay viviendas aisladas en la zona alta de El Paso, además de una central de transformación de energía, que es necesario recuperar para la conectividad eléctrica del Valle de Aridane.

Asimismo, se sigue trabajando en la carretera de La Laguna-Las Norias. «Hemos cumplido los plazos», señala Borja Perdomo, «dijimos que en junio se podría poner en uso esta vía con restricciones y así fue». Además, se calcula que en torno a la primera quincena de agosto podría estar la vía finalizada.

Al hablar de tiempos de ejecución, los plazos más complejos se encuentran precisamente en el camino Aniceto, «porque hay dos puntos de desgasificación en la parte alta, donde no se ha podido actuar», indica Perdomo. Aunque la primera parte de su trazado si podría estar abierta en algunas semanas. La apertura del camino de El Paraíso se retrasará aún más, porque, debido a su cercanía al cono, se detectan altas temperaturas, lo que ha imposibilitado la ejecución de las obras, más allá de rellenar sobre las coladas. El consejero de Infraestructuras se muestra optimista al indicar que «a mediados de verano se podría tener la carretera de Las Norias y los caminos que faltan ya abiertos».