Narvay Quintero defiende que “la iniciativa privada para reconstruir fincas no supondrá un mayor coste”

Según el consejero del Gobierno de Canarias, “no tiene nada que ver si se trata de una iniciativa pública o privada porque el coste de la vida ha subido”.

El presidente del Cabildo Insular de La Palma, Sergio Rodríguez, ha recibido en la Sala de Consejeros de la primera institución de la isla a Narvay Quintero, consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, para conocer de primera mano los avances del decreto de reconstrucción agrícola. “La reconstrucción de La Palma se ha visto afectada por la inflación”, ha reconocido Quintero. No obstante, con el objetivo de acercar el proceso de reconstrucción a los agricultores afectados por la erupción, el consejero del Gobierno de Canarias ha asegurado que “las sugerencias de los afectados serán tenidas en cuenta”. De hecho, se atienden actualmente a los agricultores tanto “presencialmente”, “por correo electrónico” como por “vía telefónica”. Asimismo, ha recordado que “el proceso de alegaciones continúa abierto hasta mañana viernes”. A pesar de que técnicamente un decreto ley – ahora en fase de borrador – no contempla alegaciones, Quintero ha apuntado que “coloquialmente hablamos de alegaciones cuando nos referimos a sugerencias”. Quintero ha querido compartir una de las sugerencias que han recibido y es la que sostiene que de la misma manera que el decreto permite la reconstrucción en suelo protegido ambiental de las infraestructuras preexistentes, que el propietario afectado que reconstruya fuera de la lava y que disponga de un suelo con la misma calificación, pueda hacerlo. Además, Quintero ha explicado que “el Parlamento es el que decidirá si el decreto agrícola se convierte en una ley o pasaría a tramitarse como proyecto de ley para poder presentar enmiendas”.

Por otra parte, Quintero ha recordado que “se está subvencionando el 100% del valor real de lo preexistente a la erupción, teniendo en cuenta la parte agrícola, los cuartos de apero y los depósitos de agua”. Contemplando la complejidad que puede conllevar encargar un proyecto de reconstrucción, redactarlo y, posteriormente, ejecutarlo -y ante el temor de que muchos agricultores afectados puedan desistir en el intento-, el consejero regional ha pedido “tener paciencia” para que La Palma pueda enfocarse en “reconstruir en el menor tiempo posible”.

Por último, Sergio Rodríguez ha subrayado que “la fórmula adecuada es la que permite construir cuanto antes” y ha dicho, además, que “el Cabildo se comprometió a modificar la zona de exclusión y así lo hicimos nada más entrar”. Rodríguez ha aportado datos que hablan de “más de 100 licencias las que han sido solicitadas para reconstruir y más de 50 propietarios los que se encuentran reconstruyendo ya”. Rodríguez ha querido dejar claro que “estamos trabajando para frenar la especulación, puesto que somos conscientes de que el precio del metro cúbico de la tierra ha subido”. Respecto a devolverle el valor real de lo perdido a los que no quisieron reconstruir, el presidente insular ha matizado que “se les compensará con un precio distinto, ya que tanto el Gobierno de Canarias como el Cabildo buscamos incentivar que se vuelva a construir en suelo agrícola”.

En esta reunión han estado presentes también el consejero de Agricultura del Cabildo Insular de La Palma, Alberto Paz, y los tres alcaldes de los municipios afectados por la erupción, Eloy Martín (El Paso), Javier Llamas (Los Llanos de Aridane), y Manuel González (Tazacorte).