PP: “El Gobierno de Torres ha sido incapaz de frenar la expansión de la quinta ola en Canarias”

La portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Australia Navarro, aseguró que “la falta de medidas concretas para evitar el descontrol del virus junto a los datos epidemiológicos que certifican que estamos en un momento crítico desde que se iniciara la pandemia demuestran que el Gobierno de Ángel Víctor Torres ha sido incapaz de frenar la expansión de la quinta ola en Canarias”.

“Con una incidencia disparada, con una media de entre 600 y 1.000 nuevos casos al día, con los ingresos triplicándose en un mes y siendo la cuarta comunidad con peores datos por ingresos en UCI queda claro que el Gobierno de Torres no es que haya llegado tarde, es que lo ha hecho tardísimo”, indicó.

Según Australia Navarro, “desde que la situación comenzó a agravarse en Tenerife son múltiples las ocasiones en que hemos alertado al Gobierno de la necesidad de reforzar algunas medidas para evitar que el virus se extendiera como la pólvora, y siempre nos encontramos con excusas peregrinas hablando de la cantidad de jóvenes o de la dispersión en la población”.

“Insistimos en reforzar los cribados masivos, insistimos en contar con hoteles sanitarizados para controlar las cuarentenas, insistimos en la necesidad de realizar test en las farmacias bajo supervisión”, enumeró la portavoz popular, quien añadió que “también insistimos en solicitar más vacunas por nuestra condición de islas, insistimos en la necesidad de realizar y reforzar los controles en los aeropuertos para que la variante Delta no campara a sus anchas e insistimos en la urgencia de contar con una Ley de Pandemias”.

En este sentido, Australia Navarro aseguró que “ante nuestras insistencias, hemos tenido enfrente a un Gobierno de Canarias paralizado que en vez de alzar la voz contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez para reclamar más medios para luchar contra la pandemia ha preferido utilizar de chivo expiatorio a la Justicia”.

“Que más de 86.000 pasajeros hayan entrado a las Islas por nuestros aeropuertos sin una prueba negativa desde enero a junio, que las remesas de vacunas hayan sido insuficientes y no hayamos cumplido el objetivo de tener al 70% de nuestra población inmunizada, y que no contemos con un paraguas normativo para activar otras medidas que ayuden a frenar los contagios no es culpa de los jueces sino de un Gobierno Central que, también en este tema, ha preferido mirar para otro lado en vez de ofrecer las herramientas necesarias para vencer al virus”, sentenció.

Por último, Australia Navarro aseguró que “esta quinta ola se podía haber minimizado en Canarias si hubiéramos tenido un Gobierno proactivo, que ante el avance del virus hubiera adoptado alguna medida y reclamado otras tantas, una irresponsabilidad que pagaremos los canarios puesto que, además del colapso sanitario que está volviendo a cancelar quirófanos y que empeorará aún más las listas de espera, está suponiendo otro parón en plena campaña de verano, lo que pone en riesgo la reactivación económica y la conservación de puestos de trabajo”, concluyó.