Raquel Díaz pide al Gobierno de Canarias políticas específicas para abordar la discapacidad en La Palma

 La diputada del PP por La Palma, Raquel Díaz, ha solicitado, durante la última Comisión de Discapacidad, a la Consejera de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud del Gobierno de Canarias, “que se refuerce los servicios, y que se pongan en marcha políticas específicas en esta materia para las islas no capitalinas, y concretamente para la Isla Bonita”. 

Díaz ha recordado que en Canarias la población con discapacidad representa el 5,2% pero si tenemos en cuenta este indicador para La Palma asciende hasta el 7,2%. Los datos «no solo nos sitúan en el primer puesto del ranking regional sino que ponen de manifiesto la necesidad de activar mecanismos que desatasquen los procesos de valoración de los grados de discapacidad y reduzcan con urgencia las listas de espera de quienes, incluso después de 2 años, siguen esperando una respuesta por parte de la administración que se eterniza en el tiempo, mientras su situación personal y familiar se deteriora». Esta realidad, añade la diputada, «deja fuera del sistema a miles de personas en Canarias por lo que el Gobierno debe reforzar los medios humanos y técnicos y agilizar los trámites, garantizando que los procedimientos sean más simples, rápidos y efectivos y con ello, la respuesta a las personas que esperan a que sus derechos sean reconocidos”. 

Asimismo, planteó la importancia de impulsar políticas transversales en áreas como Educación, Sanidad y Empleo, que permitan abordar la problemática que sufren las personas con discapacidad y sus familias de manera integral. La diputada apuntó que durante los últimos 4 años la discapacidad se convirtió en la «gran olvidada del Gobierno progresista del Pacto de las Flores, situando a Canarias y las políticas de discapacidad en el vagón de cola del país”.

Por último, Raquel Díaz ha afirmado que “desde el Grupo Popular tendemos la mano al Gobierno de Canarias para seguir trabajando en esta materia, ya que es de vital importancia para avanzar en el gran reto de hacer de Canarias y de La Palma un territorio cada vez más inclusivo».