Sánchez reconoce que la situación es «grave», pero no concreta nuevas medidas contra el coronavirus

114

Pedro Sánchez, en comparecencia pública ha advertido de que la situación es «grave» en nuestro país y que no queda otra solución que «reducir la movilidad y los contactos entre personas». «La situación no es comparable al 14 de marzo, queremos evitar llegar a este punto», ha añadido el presidente del Gobierno.

Además, Pedro Sánchez ha insistido en que el objetivo del Gobierno es «frenar los contagios», que se producen principales en «reuniones sociales con familiares, amigos, trabajo o el ocio nocturno»: «Frenando los contagios salvamos vidas y empresas».

Un «reto colectivo»: llegar a 25 casos por 100.000 habitantes

«Las próximas semanas serán duras», ha dicho Sánchez, que ha reafirmado que, cuando un territorio alcance el nivel máximo de alerta en el nuevo plan de Sanidad, podrá requerir la activación del estado de alarma. También ha pedido «disciplina» y «moral de victoria» para pasar de la actual incidencia de 348 casos por 100.000 habitantes a los 25 casos por cada 100.000 habitantes.

«Estamos listos para adoptar todas y cada una de las medidas que sean necesarias», ha avisado Sánchez, con tal de llegar a la situación de marzo. Para evitarlo, el presidente ha hablado de «reto colectivo» para las próximas semanas.