Sergio Rodríguez reivindica actuaciones diferenciadas para La Palma que garanticen su recuperación

El presidente del Cabildo de La Palma, Sergio Rodríguez, participó en la Conferencia de Presidentes de Cabildos Insulares, convocada en el Parlamento regional, donde reivindicó la necesidad de actuaciones diferenciadas para la Isla que garanticen y den seguridad jurídica al proceso de recuperación.

Este encuentros es la primera reunión de la Conferencia de Presidentes de Cabildos Insulares, contemplada en el artículo 74 del Estatuto de Autonomía de Canarias y que fue convocada por el presidente de Canarias, Fernando Clavijo, con el fin de abordar los desafíos insulares del reto demográfico en la comunidad autónoma, entre otras cuestiones.

Sobre ello, Sergio Rodríguez hizo hincapié en la necesidad de “tomar decisiones valientes”, y que tengan en cuenta la singularidad de La Palma ante el resto del archipiélago en aspectos que tienen que ver con el crecimiento poblacional, el desarrollo económico y turístico y, sobre todo, con la recuperación social de La Palma. 

“Vivimos una situación diferente en La Palma”, recalcó, poniendo énfasis en que “contamos con un  escaso crecimiento poblacional y un envejecimiento cada vez mayor”, destacó. Eso, añadió, también coarta el crecimiento de los sectores productivos, “fundamentales para el desarrollo de la Isla”.

En esa línea, indicó que La Palma tiene que abordar su situación de forma paralela. Primero dando dispuesta a los afectados de la erupción y luego en un modelo de desarrollo económico vinculado a un turismo sostenible y vinculado a la economía del conocimiento

 insistió en que es necesaria la intervención en la generación de oportunidades para los más jóvenes. Para ello, expuso como fundamental la creación de un hub de conocimiento en la Isla, con la creación del Campus Universitario, lo que respondería a una petición la descentralización de los centros universitarios pública de de Canarias como instrumento de nivelación social, y apuesta por la formación dual, con el impulso definitivo al centro de Los Llanos de Aridane, además de infraestructuras paralelas que faciliten crear ese polo de tecnología, apoyado en las ya existentes en La Palma. 

Para evitarlo, Sergio Rodríguez también trasladó la necesidad de infraestructuras de comunicaciones y, sobre todo, de una política de vivienda “que garantice el arraigo de la población y la oportunidad de quedarse en la Isla, no sólo a los jóvenes, también a quienes han sufrido la erupción volcánica del Tajogaite”. 

En materia turística, dijo que la Isla necesita apostar por su desarrollo, “aprendiendo de los errores para posibilitar nuevas oportunidades”, pero basados en el principio de sostenibilidad que también permita la soberanía energética e hídrica del territorio, luchando de esa manera contra el empobrecimiento en la Isla.

Del mismo modo, reclamó singularidad para La Palma en materia turística vinculado a la regulación de las viviendas vacacionales en la Isla, además de políticas incentivadoras desde el punto de vista fiscal, para la vivienda, la innovación tecnológica y una apuesta clara por mejorar las infraestructuras en general. 

Además, hizo hincapié en la necesidad de descentralización de servicios e infraestructuras educativas y de investigación, tomando como referencia la apuesta por la innovación y la economía del conocimiento como motor fundamental para seguir avanzando en el desarrollo social y la recuperación económica de la Isla.

En su intervención, el presidente palmero defendió el trabajo transversal en la ordenación y protección del territorio, para afrontar de esa manera el reto demográfico y garantizar un desarrollo poblacional sostenible, apoyado en una planificación ajustada a los servicios públicos de calidad y de infraestructuras adecuadas. 

Por último, Sergio Rodríguez agradeció al presidente regional la oportunidad que ofrece la celebración de este encuentro, “que posibilita avanzar en la revisión del modelo de crecimiento de los territorios, pero mirando más allá de un corto plazo de tiempo”. 

En ese sentido, destacó que la colaboración y cooperación entre instituciones públicas, organizaciones privadas y ciudadanía es fundamental como estrategia para hacer frente a los desafíos del reto demográfico en el conjunto del archipiélago y de La Palma en particular.