Transición Ecológica culmina la primera fase del marco territorial para la recuperación tras la erupción

José Antonio Valbuena mantuvo esta semana el último de los encuentros vecinales para compartir las conclusiones extraídas de los 26 talleres que se han desarrollado desde el mes de marzo.

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias ha culminado la primera fase del marco territorial para la recuperación de la normalidad tras la erupción de La Palma, en la que se han celebrado un total de 26 talleres vecinales para analizar las necesidades de la ciudadanía afectada y recopilar propuestas de cara a este proceso de reconstrucción.

 

El consejero responsable del Área, José Antonio Valbuena, ha mantenido tres encuentros en los municipios de Los Llanos de Aridane, El Paso y Tazacorte para compartir las conclusiones del trabajo desarrollado desde el mes de marzo, exponer los mapas y bolsas de suelo que se han definido de la mano de la ciudadanía palmera implicada, atender las dudas que aún puedan existir sobre este procedimiento y explicar los próximos pasos que se darán en lo que resta de año.

Valbuena avanzó que su Departamento ya cuenta con distintas zonas identificadas, tanto fuera como dentro de la colada, que la propia ciudadanía ha propuesto en estos talleres como posibles futuros emplazamientos para recuperar sus viviendas y terrenos, siempre siguiendo los criterios de seguridad que nos marcan los profesionales que han analizado los distintos espesores de lava.

“Experiencias pasadas de otros territorios similares nos revelan que las construcciones que se erigen sobre coladas de más de cinco metros tienen un serio riesgo de afección para su estructura”, avanzó el responsable regional. “No obstante, todos los documentos y trabajos científicos en los que nos hemos basado están colgados en el portal https://lapalma.planderecuperaciondecanarias.es/prclp/ para que cualquier persona que lo desee los contraste con la fuente que considere y nos haga llegar sus aportaciones”, apostilló.

El consejero quiso agradecer el tono constructivo de todas las intervenciones que ha habido en las tres rondas de talleres y en estos últimos encuentros vecinales, al mismo tiempo que destacó el gran trabajo que han desarrollado las personas que forman parte del equipo multidisciplinar que la Consejería ha dispuesto para este proyecto a través de las empresas públicas Gesplan, Gestur y Grafcan. Para este fin, se han contratado perfiles profesionales muy diversos como son ingenieros civiles y de caminos, sociólogas, arquitectos, geógrafas, psicólogas, delineantes, jurídicos, etc.

Hasta el próximo mes de diciembre, este equipo de trabajo centrará sus labores en el análisis pormenorizado de cada persona para ir definiendo el reparto de parcelas de manera individualizada y los distintos usos que se le dará a cada suelo. Además, el Gobierno canario trabajará en diferentes decretos leyes que permitan este proceso de reconstrucción, siendo compatibles todos ellos con el Decreto 1/2022, ya aprobado el pasado 20 de enero por parte del Ejecutivo.

Valbuena quiso subrayar que el objetivo de este Gobierno sigue siendo priorizar el arraigo de la población por encima de la protección de los suelos y que las previsiones que se manejan en cuanto a suelo disponible son suficientes para que la población afectada recupere los metros cuadrados de superficie que tenía antes de la erupción.

Por último, el consejero destacó la colaboración interdepartamental que ha habido durante todo este período de trabajo, “dejando a un lado los colores políticos y remando en la misma dirección el Gobierno de Canarias, los ayuntamientos afectados y el propio Cabildo de La Palma”.